lunes, 20 de octubre de 2014

ARROZ CALDOSO DE MEJILLONES Y ALMEJAS

Bueno, y de nuevo día 20 y como todos los 20 llegó el desafío del grupo Desafío en la Cocina. Este mes le toca proponer a  Rocío Salan del blog Chismes y Cacharros.
Toca desafío salado. Yo este arroz lo comía en mi casa cuando era niña pero mi madre lo llamaba arroz guisado porque no era seco como la paella, si no que tenía caldo. Luego con el tiempo nos enteramos que era un arroz caldoso, pero nada que ver con el portugués. Este es de nuestra tierra. Por ello en honor a mi madre... arroz caldoso (guisado como lo hace mi madre).
Si quieren ver ricos arroces de verdad, pinchad aquí para ver los de mis compañer@s de grupo.
http://desafioenlacocina1.blogspot.com/2014/10/arroz-caldoso-26-desafio-en-la-cocina.html

Ingredientes.
Un puñado de arroz por persona, uno de más, como siempre.
Un kilo de mejillones.
Medio kilo de almejas.
Dos o tres tomates maduros.
Un pimiento verde.
Tres o cuatro dientes de ajos.
Una pizca de colorante.
Un chorrito de aceite de oliva.
Sal.

Elaboración
En primer lugar ponemos a cocer los mejillones, previamente limpios.En agua con sal.

Mientras tanto, nosotros podemos hacer el refrito. Para ello, ponemos en una cazuela tres cucharadas de aceite y ponemos los ajos fileteados. Cuando estén dorados ponemos el pimiento troceado y cuando esté pochadito añadimos el tomate troceado y sofreímos.

Una vez esté sofrito lo ponemos en el vaso de la batidora y pasamos por ella.
Esto lo ponemos en la cazuela y le añadimos el caldo de los mejillones cocidos y colado. Los mejillones los sacamos de la cáscara y nos reservamos algunos para la presentación.

Dejamos cocer unos veinte minutos que se haga el caldo. Si queremos le podemos poner una hojita de laurel y una pizca de colorante.

Cuando el caldo esté listo le añadimos el arroz, las almejas y los mejillones que teníamos reservados. Dejamos cocinar otros quince o veinte minutos, dependiendo  de como nos guste el arroz.

Serviremos enseguida.

La verdad que todo un éxito y siempre que se hace nunca sobra nada.

      



Listo para comer.                                                                     

sábado, 20 de septiembre de 2014

BOSTON CREAM

Y ya acabó el verano. Espero que todos hayáis disfrutado mucho del mismo, pero hay que volver a las tareas diaria y entre ellas la de Desafío en la Cocina. Día 20 y para empezar este nuevo curso haremos una receta dulce con la que volveremos a coger el ritmo.

Este mes le toca a proponer Mª Luz Sánchez del Blog: Trasteando en mi Cocina. No ha querido que fuese ni cara ni muy complicada y , por supuesto, que no estuvieran en muchos blog. Por ello ha sido un poco complicado reunir todos los ingredientes pero como mis compañeras son geniales, lo hemos conseguido. Hermos hecho una Boston Cream. Como siempre una miradita a San Google y listo: una tarta americana de esas que vemos en las películas, chorreando crema por todos lados. Un éxito en casa.

Si quieren ver las ricas recetas de mis compañer@ pinchan. http://desafioenlacocina1.blogspot.com.es/2014/09/bostoncream25desafioenlacocina.html

Ingredientes.
Bizcocho:
200 gr. de harina
200 gr. de azúcar
Un sobre de levadura
90 dcl. de aceite de girasol o (un cubilete de la thermomix)
180 dcl de leche
6 huevos medianos

Crema pastelera:
100 gr. de azúcar
500 gr de leche entera o semidesnatada. También se puede utilizar la de soja, a gusto.
50 gr. de maicena
3 huevos
Un sobre de azúcar avainillado o unas gotitas de esencia de vainilla
 
Ganache de chocolate (cobertura)
300 gr. de nata liquida 35% grasa
300 gr. chocolate fondat.

Elaboración:                          
En primer lugar haremos el bizcocho. Para ello ponemos el horno a precalentar mientras elaboramos nuestro bizcocho.
Yo lo hice en la themomix. Para ello puse en el vaso la mariposa y ponemos las claras y una pizca de sal, programamos 8 minutos vel. 3 y medio.
Cuando empieza a montar sin parar la máquina añadimos 100 gr. de azúcar. Esto lo apartamos en un bol y reservamos.

Aparte mezclamos y pasamos por un colador la harina con la levadura. Esto lo ponemos en el vaso y le añadimos 100 gr de azúcar restante, el aceite, la leche, el sobrecito de azúcar avainillado y las yemas de huevos.

Ponemos 10 segundos vel. 6. Una vez terminado el tiempo añadimos la mezcla de las claras y envolvemos suavemente con la ayuda de la espátula para que no se nos bajen las claras.
                                                   
Una vez tengamos esto bien mezclado lo ponemos en un molde untado de mantequilla.
Ponemos al horno unos 35 o 40 minutos, depende de cada horno. Pinchamos para ver si está listo.


Dejamos enfriar en el horno y luego lo dejamos unas cuantas horas para que se enfrie y lo podamos cortar bien. En mi caso lo dejé toda la noche.

Queda un bizcocho super esponjoso que es lo que queremos para nuestro Boston Cream.

Mientras el bizcocho está en el horno podemos hacer el ganache de chocolate.

Este tiene que estar doce horas reposando en el frigorífico. Así al día siguiente tendremos las dos cosas listas para teminar nuestra receta.

Para el ganache ponemos en el vaso la nata 5 minutos temperatura 90º vel. 1. Añadimos el chocolate en trozos y  ponemos 2 minutos tem 37º vel.3. Ponemos en un bol al frigo unas 12 horas.


Antes de utilizarlo lo sacaremos del frigo unas cuatro o cinco horas.

Al día siguiente hacemos una crema pastelera.
Ponemos todos los ingredientes de la misma en el vaso. Programamos 7 minutos 90º vel.4. Dejamos atemperar antes de utilizarla.


Cortamos el bizcocho en dos y lo rellenamos con nuestra crema pastelera. Ponemos la otra parte encima. Esto lo he hecho dentro del molde del bizcocho para luego poder dejarla en la nevera enfriando.


Cubrimos con nuestro ganache de chocolate y lo dejamos enfriar en el frigorífico toda la noche.

Al día siguiente desmoldar y decorar a gusto.



Es un poco laboriosa pero el resultado merece la pena. Rica, rica. Nos la comimos el sábado con unos amigos y no quedaron ni las migas. Como siempre todo un éxito de receta y gracias a las boss por sus propuestas.





Lista para comer.




viernes, 20 de junio de 2014

HUEVOS A LA ESCOCESA CON SALSA DE PISTO

Y de nuevo día 20. Este día un poco más especial porque, al igual que las series de televisión, acabamos la temporada y el grupo "Desafío en la Cocina" se va de vacaciones. Pero no preocuparos que volveremos en septiembre con más novedades.
Después de dos desafíos dulce ya nos tocaba uno salado. Para ello, Mabel del blog "A nadie le amarga un dulce" ha hecho una propuesta muy acorde con estas fechas: playa, campo, cena frías...  ¡Huevos a la Escocesa! Aunque el nombre puede llevar a error, son típicos ingleses. Este desafío tiene una pequeña condición: tener salsa. Yo he sido muy simple y los he hecho con pisto, que en casa gusta mucho. Espero repetir pronto.
Desde aquí un fuerte abrazo y feliz verano para tod@s. Nos vemos en septiembre.
Para ver las ricas propuestas de mis compañera pinchad aquí.
http://desafioenlacocina1.blogspot.com/2014/06/huevos-la-escocesa-24-desafio-en-la.html

La receta original esta hecha con salchichas frescas. Yo utilicé carne de cerdo y ternera.

Ingredientes.
En mi caso eramos un montón y herví una docena de huevos.
Medio kilo de carne molida (cerdo y ternera). Yo pedí al carnicero que la pasara dos veces por la picadora.
Una cebolla mediana.
Dos dientes de ajos.
Un chorrito de vino blanco de buena calidad.
Un huevo o dos.
Pan rallado.
Sal y pimienta.
Harina para rebozar.
Aceite para freir los huevos.
 
Pisto
Un kilo de tomates maduros.
Tres cuatro de pimientos.
Una cebolla grandecita.
Un calabacín grande o varios pequeños.
Dos dientes de ajo.
Aceite, sal y pimienta.                                                                                       
Elaboración
En primer lugar y para que coja los sabores, aliñamos la carne.
Picamos finamenate la cebolla y los dientes de ajos y los añadimos a la carne, junto con un poco de pimienta molida y sal.


           Ponemos los huevos a cocer.








Pelamos los huevos.

Preparamos la carne que teníamos con la cebollita y los ajos picaditos y le añadimos un chorrito de vino blanco y el huevo.



Añadimos el pan rallado hasta que podamos manejarla para hacer una albóndiga gigante, que no esté muy seco.
Cojemos una cucharada sopera y hacemos una bola.




Aplastamos la carne y ponemos un huevo cocido lo envolvemos con la carne hasta obtener una albóndiga gigante.                  




Rebozamos en harina,
huevo y pan rallado, con un poco de perejil picadito.
Y freimos.





Hacemos un pisto. Para ello ponemos en una cacerola tres cucharadas de aceite y calentamos. Añadimos los ajos picaditos, doramos muy poco y añadimos el resto de verduras troceadas (en mi caso muy menudito, pero eso a gusto).  Dejamos que cocine unos 15 - 20 minutos, en mi casa gusta más bien poco hecho. Si lo queremos más cocinado, lo dejamos unos minutos más.

Podemos introducir los huevos en el pisto o como he hecho yo, ponerlos por separados. La verdad es que están muy ricos. Espero que os guste y desde ya unas felices vacaciones y un feliz verano. Nos vemos en septiembre con un desafío dulce. 


                                            Plato terminado.


                                            Feliz verano.


                                                                                                     



                                                       

                                                                                            
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                  

.

martes, 20 de mayo de 2014

STREUSEL KUCHEN DE CANELA

¿Qué día es hoy? ¡Sí! Lo habéis acertado. Y como siempre llega nuestro reto del grupo Desafío en la Cocina. Pero este mes un poco más especial de lo normal pues el grupo cumple dos añitos. ¡Sí! Dos añitos ya, Y claro, un cumpleaños sin tarta no es un cumpleaños, o por lo menos eso es lo que dice mi marido. Las "boss" piensan lo mismo, así que tarta para celebrarlo. Por supuesto será una tarta muy especial y las retadoras son todas ellas...

Carolina : Tomillo, laurel y otras cosas de comer.
Mabel : A nadie le amarga un dulce.
Mª Luz : Trasteando en mi cocina.
Rocío: Chismes y cacharros.
Nina y Mila: La cocina de Calmina.

Han tenido una idea genial: hacer una Streusel Kuchen. ¡Ay, por Dios! ¿Eso qué es? Después de buscar y rebuscar entre mis libros de cocina descubrí que es una tarta alemana de canela. Como siempre todo un descubrimiento gracias a este grupo. Cuando yo llegué al grupo ya habían pasado algunos retos pero desde entonces lo paso cada mes mas divertido descubriendo recetas. Desde aquí quiero felicitarlas a todas y desearles que cumplan muchos más. Además había que cumplir la tradición de soplar las velas y quién mejor... ya veréis.
Para ver las tartas de mis compañeras pinchad aquí:
http://desafioenlacocina1.blogspot.com.es/2014/05/segundocumpledesafioenlacocina.htmlI

Ingredientes
250 gr. harina
l5 cl. leche caliente
15 gr. levadura de panadería
75 gr.  mantequilla
60 gr. azúcar                                                           2 huevos
Mermelada de fresa (opcional)

Para la confitura de canela o Streusel Kuchen
90 gr. mantequilla derretida
90 gr. azúcar
175 gr. harina
Canela molida (una cuharadita)

Elaboración
Disolvemos la levadura en la leche tibia y ponemos un tercio de la harina. Movemos y tapamos. Dejamos reposar en un lugar templado unos 30 minutos para que suba.


Batimos la mantequilla con el azúcar, los huevos y el resto de la
harina.

Batimos enérgicamente y añadimos la levadura que tenemos reposando.    


Amasamos la mezcla hasta conseguir que esté homogénea y seguimos amasando con las manos hasta que la pasta ya no se nos peque en las manos ni en las paredes del recipiente.



Tapamos y dejamos reposar una hora para que suba, hasta que duplique su volumen.


Una vez haya subido su volumen, extendemos con el rodillo hasta obtener una placa muy fina.



Ponemos en la placa de horno con papel de hornear y dejamos reposar nuevamente unos 30 minutos.


Pasado este tiempo lo podemos rellenar. Yo lo he hecho de mermelada de fresa que tenía en el frigorífico. Luego pincelamos con mantequilla derretida.






Mientras la pasta está reposando podemos hacer la cobertura de canela, es decir, el Streusel Kuchen.

Derretimos la mantequilla y añadimos el azúcar, la harina y la cucharadita de canela.

Mezclamos con barillas hasta obtener una pasta, como si fuera pan rallado.





Si hemos rellenado nuestra masa la doblaremos y si no la dejaremos extendida.






Cubriremos con la mezcla de canela y ponemos al horno que tendremos precalentado a 220º de 20 a 30 minutos, dependiendo del horno. Vigilaremos que no se nos queme.

Desde luego se distingue por el olor que deja en toda la casa a canela. Realmente exquisita.

 
Bonita, bonita como que no es, pero rica si que está

Espero que si la hacéis os guste tanto como nos ha gustado a nosotros.



                                




Deseando cumplamos muchos años más, y como ya he dicho antes, dar las gracias a todas por su excelente trabajo.

¡Muchas Felicidades!     

domingo, 20 de abril de 2014

POKE-CAKE DE GELATINA DE FRESA

 Y de nuevo llegó el día 20 del mes. Como siempre nos toca el desafío del grupo Desafío en la Cocina. Este mes tocaba dulce y nuestra desafiadora y compañera Carolina del blog "Tomillo, Laurel y Otras Cosas de Comer" nos ha propuesto una novedad, por lo menos para mi. A Carolina se le ha ocurrido hacer Poke-Cake. ¡Madre mía! ¿Y esto qué es? Pues simplemente un bizcocho con agujeritos, sí... con agujeritos. Carolina nos dió un pequeño avance por correo y luego "San Google" ayudó un poco, como siempre. Yo tenía en  casa gelatina de fresa y fresas naturales, así que no me he complicado mucho la vida y he hecho un Poke Cake de gelatina de fresas. El resultado ha sido exquisito, todo un éxito y como siempre gustó mucho en casa. Esto hay que repetirlo, pues la verdad es que quedó muy rico. Gracias a todas las boss por estos retos tan originales. 
Si queréis ver las ricas recetas de mis compañer@s pinchad aquí. 
 http://desafioenlacocina1.blogspot.com.es/2014/04/poke-cake-22-desafio-en-la-cocina.html

Para el bizcocho he hecho un simple bizcocho genovés en la thermomix, solo aumenté la cantidad, e hice el doble para que quedara más alto.

Ingredientes para el bizcocho:
240 gr. de azucar
8 huevos
240 gr. de harina
Una pizca de sal
Relleno:
Un sobre de gelatina de fresa
Agua
Cobertura:
150 gr. de fresas frescas
75 gr. de azúcar
Un sobre gelatina neutra                                            
Elaboración 
Ponemos la mariposa en las cuchillas y ponemos en el vaso el azúcar y los huevos.
Programamos 10 minutos 37º, velocidad 3 1/2. Pasado este tiempo, quitamos la temperatura y volvemos a programar otros 10 minutos a la misma velocidad.
Añadimos la harina y la pizca de sal. Ponemos 12 segundos en velocidad 2 1/2. Terminamos de envolver con la espátula.





Ponemos en un molde engrasado y horneamos a 180º unos 15-20 minutos, dependiendo del horno y siempre precalentado.






Dejamos enfriar el bizcocho y con el mango de una cuchara de madera, este fue mi caso, pero lo podemos hacer con cualquier cosa que tengamos en casa, hacemos agujeritos por todo el bizcocho.



Luego haremos la gelatina  según  las indicaciones del sobre. Dejamos templar un poco y con la ayuda de un embudo iremos rellenando los agujeritos.


Una vez tengamos todos los agujeritos cubiertos lo metemos en el frigorífico un mínimo de dos horas. Si es posible toda la noche mejor, yo lo hice así.



Al día siguiente hice la cobertura.
Para ello ponemos en el vaso de la thermomix las fresas frescas y el azúcar, unos 12 seg. velocidad 5 al 10. Pasamos por un colador para quitar las semillas.



En un cacito aparte ponemos el batido de fresas y le añadimos el sobre de gelatina neutra. Disolvemos unos minutos y cubrimos con ello nuestro bizcocho.
                                                                 

Ponemos fresas troceadas por encima y dejamos reposar en la nevera, si es posible toda la noche o como mínimo cuatro horas.




Pasado el tiempo procederemos a desmoldar nuestro bizcocho.





Sinceramente quedó un bizcocho exquisito y muy jugoso, con una sensación refrescante y muy suave.

No quedó ni un trocito. A mis invitados les encantó y espero que a ustedes también.